esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 17 de Septiembre de 2019 a las 16:20

Inauguración del Curso Académico 2019-2020, en la URJC

Javier Ramos reivindica en su discurso el buen nombre de la universidad y su valor como actor de transformación social

Raúl García Hémonnet

Ramos ha indicado que existe “una sola URJC que está cambiando la vida de miles de ciudadanos a través del esfuerzo de personas brillantes, trabajadoras y honestas”.

En este sentido, ha afirmado que, según el University Impact Ranking, elaborado por Times Higher Education, la URJC es la universidad madrileña con un “mayor impacto en el bienestar y mejora de las vidas de nuestros conciudadanos”.

Ramos ha querido especificar que “los ciudadanos de Móstoles, de Fuenlabrada, de Alcorcón, de Aranjuez y del distrito de Vicálvaro, más incluso los que vivían antes de la creación de esta universidad, que es tan nuestra como suya, son testigos de su papel transformador como agente de cambio y ascensor social. Ciudadanos que han visto cómo ellos, sus hijos, sus amigos han podido acceder a una educación superior pública y de calidad” y ha añado que los vecinos de estas zonas, gracias a la URJC, “han presenciado cómo sus calles se han llenado de jóvenes y docentes de lugares distantes, cómo han surgido nuevas empresas y comercios, cómo ha ido cambiando la fisonomía de su ciudad. Hombres y mujeres que han confiado en nosotros y nos han acogido con los brazos abiertos”.

El rector ha dejado claro que esta relación es bidireccional y que la sociedad también ha cambiado a la URJC, “nuestra universidad debe también (y así lo ha hecho) amoldarse a los cambios normativos, políticos y culturales de nuestra sociedad. El esfuerzo durante el último curso ha sido notable y, en este que comienza, vamos a perseverar en el esfuerzo”, Ha concretado.

En esta línea, Ramos ha destacado la “aprobación de un código ético que servirá de guía para que la URJC esté a la altura del comportamiento y esfuerzo de la inmensa mayoría de sus miembros”. Normativa de la que ha declarado sentirse “especialmente orgulloso”.

Este código ético representa una serie de cambios que, según el rector tiene un objetivo claro: “garantizar que la URJC sea una universidad abierta, democrática, dinámica, transparente e integradora”.

Ramos ha señalado que la URJC es una universidad que está aprendiendo del pasado para “avanzar de forma firme y honesta hacia un futuro prometedor a la altura que merecen nuestros estudiantes y que demanda nuestra sociedad”.

Durante su discurso, Javier Ramos ha tenido palabras para los diferentes colectivos que integran la comunidad universitaria: PDI, PAS y, sobre todo los estudiantes. 35.000 que han renovado su confianza en la URJC y 10.000 que la depositan por primera vez. “vamos a coger ese cheque en blanco que nos ofrecen y se lo vamos a devolver repleto de experiencias, conocimientos y logros. Y se lo vamos a devolver también rebosante de ilusión y de orgullo”. Ha indicado.

El rector también ha saludado los buenos resultados obtenidos en investigación y el que la URJC haya aparecido, por primera vez durante el curso 2018-2019, en el TOP 1000 del Ránking de Shanghai, formando parte “del 5% de las mejores universidades del mundo”, ha explicado.

El profesor Martínez Nicolás llama a la ciencia social a investigar “con” la sociedad

Manuel Martínez Nicolás, docente del área de Comunicación Audiovisual y Publicidad y coordinador del grado de periodismo ha dedicado la lección inaugural del curso a analizar la utilidad de las ciencias sociales en la actualidad.

El docente ha animado a los científicos sociales a no medir la calidad y el impacto de la investigación exclusivamente por las publicaciones, o los rankings. “solo trabajando con la sociedad podremos justificar que trabajamos para la sociedad”, ha indicado. En este sentido ha reivindicado la ‘co-producción’ científica, es decir incluir a los actores sociales a los que se dirige la investigación que se va a realizar en la misma desde el inicio del proyecto.

Martínez Nicolás ha señalado que vivimos en una revolución tecnológica que ha transformado y “socavado” las relaciones entre el conocimiento y la sociedad. Las nuevas formas de comunicación, señala el profesor, colocan “al saber experto como un punto de vista más en un entorno de prescriptores, influencers y youtubers” que emiten mensajes anticientíficos como las “pseudoterapias, el rechazo a las vacunas o el cuestionamiento del Cambio Climático”, entre otros aspectos, ha explicado.

Esta realidad coloca a la ciencia social en un debate que puede provocar el hecho de que, como ha explicado Martínez Nicolás, en países como Australia, se pueda decidir prescindir apoyar estudios relacionados con la visibilidad mediática de la diversidad sexual o las relaciones entre las culturas, esgrimiendo la dudosa utilidad de los mismos.

Por ello, ha señalado Martínez Nicolás “los científicos sociales tenemos que demostrar que solucionamos problemas”, incluyendo a la sociedad en la elaboración de los trabajos “acercarnos más a la gente, que nos lo está pidiendo”, ha añadido.

Por otra parte, durante el acto se han entregado las Medallas de Honor, Medallas al Mérito, Medallas de Honor a Título Póstumo y Medallas al Mérito a Póstumo. La Secretaria General, Pilar Charro, ha leído la memoria de actividades de la universidad, destacando la creación del Boletín Oficial de la URJC (BOURJC) y la Oficina de Conocimiento y Cultura Libres, entre otros.

Numerosas autoridades locales, autonómicas, nacionales, internacionales, del mundo de la empresa y sindical han querido acompañar a la URJC en la inauguración del nuevo curso.

ExteriorInauguracion 120x90 ExteriorInauguracion 120x90 ExteriorInauguracion 120x90 ExteriorInauguracion 120x90 ExteriorInauguracion 120x90 ExteriorInauguracion 120x90