esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles 27 de Mayo de 2020 a las 07:00

La URJC, referente para cumplir la agenda 2030

La URJC, referente para cumplir la agenda 2030 La URJC, referente para cumplir la agenda 2030

Varios programas de la URJC han sido seleccionados como “casos inspiradores” para la educación sobre los ODS, por la Red Española de Desarrollo Sostenible (REDS). Este organismo ha publicado recientemente un dossier en el que ecoge diferentes iniciativas llevadas a cabo por las universidades para aplicar la Agenda 2030, entre los que se encuentran cinco iniciativas de la Universidad Rey Juan Carlos consideradas referentes en la difusión de este reto.

Raúl García Hémonnet

Si hay algo que define a las propuestas de la URJC presentes en el dossier de REDS es la transversalidad en cuanto a los ODS, ya que todas la acciones tocan varios de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La Red ha destacado, entre las diferentes propuestas seleccionadas: el Programa de Voluntariado, el Programa Universidad Saludable, la actividad de Reconocimiento Académico de Créditos ' Sostenibilidad: criterios y toma de decisiones', de la Oficina Verde y los proyectos Aprendizaje-Servicio 'StreetLaw' y 'La línea entre la vida y la muerte: integración social de migrantes'.

Único programa de voluntariado destacado por la red

Desde el servicio de Voluntariado de la URJC están de enhorabuena con este reconocimiento, “supone un golpe de confianza porque el programa es valorado por especialistas en la materia, además se une a que llevamos dos años siendo el segundo mejor programa de voluntariado universitario según la Fundación Mutua Madrileña, así que esto debe significar que las cosas se están haciendo bien”, señala satisfecho, Miguel Ángel Del Río, jefe del servicio de Voluntariado. El de la URJC, es el único programa integral de Voluntariado reconocido por la red en su dossier.

El programa, con sus diferentes acciones promueve varios Objetivos de Desarrollo Sostenible, actuando en el campo de la salud, ambiental, de la economía circular o de la educación. Por él pasan entre 700 y 800 personas por curso y, en estos momentos hay más de 170 proyectos activos que cuentan, todos ellos, con una parte formativa.

Como señala Del Río, el voluntariado está en el ADN mismo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “Naciones Unidas propone el voluntariado como una de las formas más importantes para llegar a la consecución de los ODS”.

Durante el estado de alarma, desde el servicio, han trabajado para identificar áreas en las que actuar. En este sentido se ha puesto en marcha una acción de apoyo educativo en Fuenlabrada y, una iniciativa de diagnóstico a distancia, en colaboración con Plena Inclusión Madrid.

Promover la salud y el bienestar en la universidad

El Programa Universidad Saludable de la URJC lleva más de 10 años promoviendo la salud y el bienestar de la Comunidad Universitaria, el estar entre los 'casos inspiradores' seleccionados por REDS, supone, según explica la directora, Ainhoa Romero, “un reconocimiento público a un programa que lleva mucho tiempo actuando y que a veces ha sido un poco invisible”.

Universidad saludable trabaja promoviendo la salud de estudiantes, PDI y PAS, desde una perspectiva biopsicosocial, como señala Romero, “promover la salud implica dotar de recursos a las personas para manejar sus emociones, es importante contar con herramientas emocionales adecuadas para hacer frente a la vida, como se está viendo con la situación que estamos viviendo”.

Por el programa ha pasado un total de 12.000 personas que ha participado en alguno de sus talleres o cursos, con un alto nivel de satisfacción, “evaluamos nuestras actividades y comprobamos que funcionan bien”, indica Ainhoa Romero.

Desde REDS destacan la labor del programa en lo referente al ODS 3 relativo a garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos, y el ODS 8 que persigue promover el trabajo decente para todos y un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todos los trabajadores.

Su directora añade que también realizan un importante trabajo en educación (ODS 4), como la actividad monográfica realizada para el grado de magisterio sobre educación emocional de los niños y niñas.

Durante la pandemia, al igual que el servicio de Voluntariado, el programa no se ha quedado de brazos cruzados, ya que ha elaborado y difundido una guía de resiliencia para trabajar las emociones de cara a la situación que está experimentando el país, con gran acogida por parte de los estudiantes, y, en estos momentos, Ainhoa Romero, se encuentra preparando una formación online de gestión de duelo para estudiantes de Ciencias de la Salud y alumnos en prácticas en hospitales y centros de salud.

La sostenibilidad es transversal

Otra de las iniciativas destacadas por REDS es el curso de Reconocimiento Académico de Créditos (RAC) ' Sostenibilidad: criterios y toma de decisiones', de la Oficina Verde, una actividad nacida en 2016 y transversal a todos los estudios de grado. Su objetivo siempre ha sido introducir la sostenibilidad en la toma de decisiones de cualquier proyecto profesional de todas áreas de conocimiento.

Como explica Chele Iriarte, directora de la Oficina Verde, entidad responsable del programa, sentimos “mucha satisfacción por el reconocimiento. Fue todo un desafío diseñar los contenidos de manera que pudiesen encajar para todos los perfiles. El RAC habría sido imposible sin el trabajo de Urjc online y la UPCA que se encargaron de toda la maquetación y la parte audiovisual del curso”.

Se trata de un curso pionero y referencia en la Universidad española. Se presentó ante la CRUE al ponerlo en marcha y gustó al resto de universidades, tanto que “algunas lo han usado de modelo para realizar programas parecidos, como la Pompeu Fabra o Deusto entre otras, así mismo la actividad ha servido de base para cursos realizados por universidades chilenas”, explica Iriarte.

La actividad aborda la sostenibilidad desde sus tres vertientes: social, económica y ambiental, “ya no nos podemos permitir el lujo de no incluir la sostenibilidad en cualquiera de nuestras facetas. Hay que incluirlo en toda la toma de decisiones, incluir el criterio de sostenibilidad en cualquier proyecto que llevemos a cabo”, indica la directora de la Oficina.

En esta edición, han realizado el curso 6.179 personas, sin ser ya obligatorio al haber cambiado la normativa del R.A.C. Por la formación han pasado más de 18.200 personas, lo que según Chele Iriarte indica “que hay gran interés por la formación en sostenibilidad en la Universidad, corroborada por unas notas altas, más de 3 sobre 4 ,en las formularios de evaluación que pasamos a los alumnos”.

Derecho en la calle e Inclusión de los migrantes

Por otro lado, y en este caso dentro de la educación formal, REDS reconoce el proyecto Aprendizaje y Servicio 'StreetLaw', dirigido por la profesora de Filosofía del Derecho, Marta Albert, “StreetLaw es un programa que trata de llevar el derecho a la calle, a traves de acciones de aprendizaje servicio en las que los alumnos realizan acciones de alfabetizacion jurídica y concienciación en derechos, dirigidas a colectivos vulnerables. En estos proyectos en concreto trabajamos con los internos del centro penitenciario Madrid 6 y con jóvenes con discapacidad intelectual usuarios de la Fundación Esfera”, explica la docente.

Albert destaca la herramienta pedagógica Aprendizaje y Servicio (por la que los estudiantes ponen en marcha acciones dentro de su campo de estudios que tienen impacto social en su entorno) y recuerda que la apuesta de la CRUE por ella “no es nueva”. La profesora recone que “seguimos siendo unos grandes desconocidos y a menudo incomprendidos dentro de la universidad”, por lo que este reconocimiento en el marco de la Agenda 2030 supone un “espaldarazo importante” y se sienten “muy satisfechos por el reconocimiento de una actividad que trabaja en el empoderamiento jurídico de colectivos desfavorecidos porque permite trabajar por la igualdad social”.

También ha sido reconocida la iniciativa 'La línea entre la vida y la muerte: integración social de migrantes', impulsada por la profesora de la URJC, Rocío Samino. El proyecto en este caso se desarrolla dentro de la educación formal, ya que está integrado en la asignatura de 'Política de Comunicación y Publicidad Digital' y desarrollado en colaboración con Horizon One to One y la Cátedra de Medicina Humanitaria de la URJC (financiadora). La metodología se orienta al problema social detectado con los migrantes y los valores en derechos humanos.

Así, habiendo identificado la problemática de integración social de los refugiados asentados en el barrio madrileño de Vicálvaro, se realizaron acciones de comunicación encaminadas a facilitar la inclusividad y mejor comprensión del impacto que causan fenómenos ligados a situaciones de conflicto entre estudiantes y vecinos residentes del barrio.

Por otra parte la URJC ha participado en una actividad de promoción de los ODS en el área de la biblioteconomía y documentación, liderada en este caso por la UCM.

Agenda 2030, proyecto estratégico de la URJC

Desde este curso 19/20, la agenda 2030 forma parte del Plan Estratégico de la URJC. A través de URJC 2030, la universidad busca convertirse en “referente internacional” como 'Universidad 2030'. Por medio de este plan, capitaneado por el Vicerrectorado de Planificación y Estrategia, se pretende que los estudiantes comprendan y aborden los retos que plantea la Agenda, que el PAS se movilice para contribuir a la consecución de los ODS y que el PDI integre los ODS en su docencia e investigue y plantee soluciones innovadoras para lograr este reto.

El objetivo, señalan desde el Vicerrectorado, es conformar una comunidad unida en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, desarrollar nuevas tecnologías y métodos para mejorar la salud y el acceso a agua potable, potenciar la calidad educativa, aumentar la eficiencia energética y el cuidado medioambiental y crear una sociedad más justa y pacífica.