esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 14 de Octubre de 2019 a las 07:00

Investigadores de la URJC, finalistas en un prestigioso premio internacional sobre medioambiente

Investigadores del Grupo de Ingeniería Química y Ambiental (GIQA) de la URJC, en colaboración con investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares, han resultado finalistas en el World Technology Award (WTA) 2018/2019, dentro de la categoría ‘Medioambiente’.

Redacción

Estos premios los otorga la World Technology Network (WTN), una comunidad científico-tecnológica que incluye a las organizaciones y las personas más innovadoras del mundo en ciencia, tecnología y campos afines. La WTN y sus miembros se enfocan en la exploración de lo que es inminente, posible y relevante dentro de las tecnologías emergentes. La WTN existe para alentar la casualidad: los “eurekas” de ideas complejas y nuevas interacciones que causan los mayores avances para personas e instituciones. La WTN trabaja para cumplir su misión a través de eventos globales y regionales en los que se fomenta que sus miembros (y otras personalidades relevantes) establezcan conexiones entre ellos, y de esta forma examinar las posibles implicaciones y posibles aplicaciones de las tecnologías emergentes. Los World Technology Awards se entregan cada año a innovadores muy destacados de cada sector dentro del ámbito de la tecnología, tanto como una forma de reconocimiento, como un mecanismo de escrutinio para el reclutado de nuevos miembros de la WTN.

El estudio por el que han sido reconocidos aborda la problemática de la contaminación orgánica en aguas residuales domésticas e industriales. Según se desprende del mismo, los compuestos orgánicos presentes en estas aguas son una fuente potencial de energía, bioplásticos e incluso proteínas para alimentación animal, aunque sin un método de extracción eficiente, las plantas de tratamiento convencionales los descartan como contaminantes.

Los investigadores han descubierto una solución ambientalmente sostenible y eficiente. Publicado en la revista 'Frontiers in Energy Research', su estudio es el primero en demostrar que cuando a las bacterias fototróficas púrpura, que extraen energía a partir de la radiación solar, se las somete a una corriente eléctrica, pueden recuperar casi el 100% del carbono de los residuos orgánicos, mientras generan hidrógeno gas para producción eléctrica de forma simultánea.

La investigadora Dra. Ioanna Vasiliadou, que estuvo trabajando en el GIQA durante dos años con una ayuda del Campus de Excelencia Internacional en ‘Energía Inteligente’ y bajo la supervisión de los doctores Juan Antonio Melero, Fernando Martínez y Daniel Puyol, ha sido reconocida como primera autora del estudio científico que sirvió como base para este reconocimiento. Estos investigadores colaboran en una línea de trabajo enfocada al empleo de sistemas foto-bioelectroquímicos para la potenciación del metabolismo de bacterias fototróficas púrpura, y su empleo en sistemas de tratamiento de aguas residuales y que ha sido financiada por un proyecto Explora del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y dentro de las actividades de la red de tecnología de la Comunidad de Madrid (REMTAVARES).