esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles 07 de Julio de 2021 a las 07:30

Borja Sánchez, ex alumno de la URJC, premiado en la XV BEAU

Las fotografías del ex alumno de ADE y Comunicación Audiovisual podrán verse hasta el 10 de octubre en el Museo de Arte Contemporáneo - Patio Herreriano de Valladolid.

Alberto Gómez Rodríguez

El pasado viernes 2 de julio, Borja Sánchez Marcote fue galardonado por su propuesta artística que indaga en aquellos lugares externos, fuera de los sitios más conocidos de las ciudades, ya inhabitables. El joven fotógrafo madrileño recogió su título de la mano del Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo que celebraba su decimoquinta edición. 

Para Borja Sánchez, este premio es “un empujón para seguir trabajando en proyectos personales, seguir enviando propuestas a diferentes instituciones y un recordatorio de que no hay que parar. Al final, si crees en él y luchas por él, las cosas salen, aunque lógicamente lleva mucho tiempo y esfuerzo.” 

El ex alumno, de su paso por la universidad, se queda con “la calidad humana de los profesores. Como en todos los sitios hay excepciones, pero creo que todos somos capaces de recordar a varios profesores que nos han dejado huella en la Universidad”. 

“Ahora, el proyecto más desarrollado que tengo es uno que trata sobre las defensas costeras, las baterías que defendían la costa atlántica y que se construyeron a principios del siglo XX para defender el litoral gallego de una eventual invasión. Es cierto, que el paisaje como sujeto que sufre y padece es una constante en mi trabajo”, apunta Borja Sánchez sobre sus futuros proyectos. 

Junto con el ex alumno de ADE y Comunicación Audiovisual de la Facultad de Vicálvaro, otros siete fotógrafos han sido premiados por la BEAU, en la categoría de “Muestra de Fotografía. Esta categoría es novedosa dentro de los premios y, según el jurado de la organización, las obras de esta convocatoria "responden a los retos de la sociedad, que se vinculan y enraízan con los lugares donde se asientan y que aportan soluciones para mejorar el contexto social y cultural en el que operan”. 

En cuanto a la instalación expositiva de Borja Sánchez, las obras se exponen de tal forma que conforman el relato de la exposición, y permite distinguir las distintas áreas de reflexión, relacionar obras y propuestas de distintos formatos y posibilitar una doble visión: la de la España Vacía, desde un extremo, y la de la España Llena, desde el otro. Y se podrán ver hasta el próximo 10 de octubre en el Museo de Arte Contemporáneo - Patio Herreriano de Valladolid.