• 1
Viernes 16 de Febrero de 2024 a las 09:48

La URJC despide el carnaval de Aranjuez

La URJC despide el carnaval de Aranjuez La URJC despide el carnaval de Aranjuez

El Entierro de la sardina, organizado por la Facultad de Artes y Humanidades de la URJC, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad madrileña se celebró ayer, 14 de febrero para poner fin a esta celebración.

Ramón Machuca

El acto comenzó a las 16:00 horas con el concurso de disfraces celebrado en el Antiguo Cuartel de Pavía, ubicado en las instalaciones de la Universidad Rey Juan Carlos. Posteriormente, desde allí, comenzó el recorrido de la Sardina hasta la llegada a la Plaza de la Constitución, donde se puso el broche final con la quema de la pieza.

Como viene siendo habitual desde el año 2003, la responsabilidad en el diseño y confección de la sardina ha recaído en los docentes del grado de Bellas Artes de la URJC. El proyecto ha estado dirigido por Ana Balboa, Emma García-Castellano y Marta Linaza Iglesias, profesoras del departamento de Artes y Humanidades de la Universidad.

Para empezar a confeccionar la escultura, los alumnos presentan un trabajo específico sobre escultura efímera, es decir, una acción artística donde el arte desparece, en este caso, en una hoguera. Posteriormente, se selecciona el trabajo que albergue los requisitos de “vistosidad, originalidad y creatividad”, afirma Ana Balboa. Una vez seleccionada, los participantes asisten a un seminario en el que se construye la Sardina a escala y con la ayuda de profesores e investigadores de la Facultad como Miguel Sánchez-Moñita, Tomás Zarza, Raquel Sardá, Ruth Remartinezo o Mónica Martínez-Bordiú, se consigue que la escultura “sea estable, funcione y aguante el paseo”, tal y como añade la profesora de la URJC.

La codirectora del proyecto también ha querido destacar la implicación del estudiantado en esta actividad, “son fundamentales, este trabajo se hace por y para ellos, se involucran en la elaboración de la sardina y luego en el acompañamiento”. El trabajo de la FAH se tradujo en un día “especial, festivo, bonito y muy tranquilo en el marco de la fiesta”, añade la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos.

El origen de esta festividad se remonta al año 1851 cuando un grupo de estudiantes murcianos organizó un cortejo fúnebre con una sardina a la que finalmente quemaron, de esta manera se representa el inicio de la Cuaresma, época en la que el pescado se convierte en la comida habitual.

Fotos realizadas por: Ana Balboa, Miguel Sánchez Moñita y Tomás Zarza