• 1
Lunes 12 de Febrero de 2024 a las 13:01

Francisco Carreño: “La prevención como medida para evitar la sequía”

Francisco Carreño: “La prevención como medida para evitar la sequía” Francisco Carreño: “La prevención como medida para evitar la sequía”

El coordinador del grado de Recursos Hídricos de la URJC, titulación pionera en España, ha situado como causas de la escasez de agua a la reducción de precipitaciones y a la demanda, disparada por el fenómeno turístico.

Raúl García Hémonnet/Ramón Machuca

Más del 20% del territorio español está en situación de emergencia por la escasez de agua, según datos del Ministerio de Transición Ecológica. Hemos preguntado sobre esta situación al experto, quien ha planteado que algunas de las medidas preventivas a largo plazo podrían pasar por estudiar la planificación de gestión de recursos para ver si responden “a una necesidad social. En estos últimos años, la afluencia de turismo ha provocado que hagan falta más recursos para satisfacer esas demandas”.

Además de la planificación, el coordinador del grado de Recursos Hídricos de la URJC plantea otras dos alternativas, como la desalación “Barcelona tiene en concreto esa ventaja de que está en una zona costera, y tenemos un volumen de agua suficiente como para utilizar estas técnicas, aunque tienen su problemática en lo que tiene que ver con el coste energético y de gestión de residuos”. Carreño ha señalado que esta tecnología ya se usa en muchas partes del mundo y se está trabajando para mejorar la eficiencia energética de estos sistemas.

Otra alternativa, apuntada por el docente tiene que ver con la reutilización de agua para consumo potable. Aunque “es una solución que en España cuenta aún con bastante reticencia, según leí recientemente, solo el 2% de la población estaba dispuesto a beber agua potable reutilizada, queda recorrido en ese sentido. Cuando consigamos hacer ver a la población que la calidad del agua reutilizada tras ser tratada es similar a la procedente de precipitaciones o a la que puede haber en un embalse, la percepción cambiará”, indica Carreño.

Carreño ha situado las causas de la escasez de agua en Cataluña y en otros lugares de España en lo que se denomina ‘sequía climática, “se produce fundamentalmente por un descenso acusado en las precipitaciones lo que provoca que haya menos agua para llenar los embalses. En el caso de Cataluña esto viene tras una serie de años en los que no se están produciendo las precipitaciones habituales y tras un aumento de la demanda para consumo humano”.

Si no se actúa rápido, señala el profesor de la URJC, “al tener España un clima mediterráneo y característico de este tipo de climatología es tener ciclos de años húmedos y ciclos de años secos. Esto cada vez va a ser más recurrente y tenemos que poner soluciones (como las apuntadas más arriba) no ahora, cuando estamos en una situación crítica en la que hay que actuar de forma rápida y efectiva y a veces de forma bastante disonante con las necesidades de la población, si no en aquellos momentos en los que no tenemos problemas de gestión del acceso a los recursos hídricos”.

El agua, factor de tensión geoestratégica

El coordinador del grado de Recursos Hídricos también ha reflexionado sobre cómo el agua ya forma parte de los conflictos armados “en el conflicto de Israel y Palestina es un elemento fundamental. Impedir el acceso puede ser un elemento de guerra”.

El grado en gestión de Recursos Hídricos ofrece una formación integral

La Universidad Rey Juan Carlos es pionera en ofrecer un grado en esta materia, a pesar de que en otras universidades ya existen másteres. “En la URJC planteamos un grado porque el enfoque o la capacidad que podamos tener para afrontar los problemas que nos plantea el agua tiene que ser multidisciplinar. Existen diferentes perfiles asociados a la gestión de los Recursos Hídricos”, señala Carreño. En el grado, durante cuatro años los estudiantes van a recibir una formación en la que se aborda la materia desde diferentes campos, esto, señala el coordinador de la titulación “va a hacer que entiendan perfectamente aspectos tan diversos como la exploración de recursos hídricos, la aplicación de tecnologías para el tratamiento, la potabilización y la depuración del agua, la gestión sostenible, etc”. 

En definitiva, una formación de alto valor añadido para todos esos perfiles que el sector del agua, en constante crecimiento, está demandado a las universidades.