• 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 20 de Diciembre de 2021 a las 07:15

Marta Beltrán dirige el ‘libro blanco’ de las futuras titulaciones en Ciberseguridad

La docente y coordinadora del grado de la URJC ha dirigido la creación de un marco de competencias para las futuras titulaciones universitarias relacionadas con la seguridad informática.

Raúl García Hémonnet

Cuando Marta Beltrán se lanzó a planificar el primer y, hasta ahora, único grado de Ingeniería de la Ciberseguridad existente en el ecosistema universitario español, tuvo que buscar las referencias fuera de España. Empujada por esa necesidad, ahora, cuando el grado es ya una realidad asentada en la URJC, ha coordinado la elaboración de una especie de ‘libro blanco’ para la planificación y diseño de las futuras titulaciones universitarias relacionadas con la ciberseguridad.

Este documento, que se publicará durante el primer trimestre de 2022, se ha desarrollado en el marco del Foro Nacional de Ciberseguridad, que pertenece al Consejo de Seguridad Nacional. Dentro de este foro, el grupo de trabajo dedicado a la formación, coordinado por la profesora Beltrán, se ha ocupado de la elaboración de esta guía.

“Lo que ahora terminamos es fruto de un trabajo de muchos meses para establecer un marco de competencias que sirva para todas las universidades españolas sean del tipo de que sean”, explica la docente de la URJC.

Durante todo ese tiempo, el equipo dirigido por Marta Beltrán ha recogido información en el seno de los principales empleadores públicos y privados del sector de la ciberseguridad. Se ha recopilado gracias a las respuestas proporcionadas por los diferentes responsables de ciberseguridad de empresas e instituciones a la pregunta sobre el tipo de profesionales que necesitarían en el medio largo plazo, además de preguntas sobre competencias, capacidades, actividades y tareas. Como señala Marta Beltrán, “asignamos competencias a cada una de las tareas que nos transmitieron. Con esta información las hemos ido agrupando, creando 10 grandes grupos por materias”.

Además, el equipo realizó un análisis de las titulaciones existentes en España, un total de más de 80 másteres, un grado de gestión de la Francisco de Vitoria y el grado de Ingeniería de la Ciberseguridad de la URJC.

Con todos estos datos se ha elaborado un marco de competencias dividido en tres categorías: competencias específicas de ciberseguridad, ‘soft skills’ y competencias básicas y generales de ciberseguridad.

Una de las razones de establecer este tipo de competencias, explica Marta Beltrán es el hecho de que “mucha gente del sector nos comunicó que había cosas de la ciberseguridad que no son comunes a otras ingenierías. Nuestra ingeniería es la única ingeniería en la que tienes un adversario, lo que hace que sea una especialidad un poco rara”.

Además de estas competencias, la guía establece una serie de prerrequisitos útiles a la hora de secuenciar asignaturas de grado o a la hora de entrar a un máster y un compendio de sugerencias con ejemplos para quienes quieran diseñar planes de estudio sobre ciberseguridad. “La idea es dar una referencia y una hoja de ruta refrendada por expertos para las universidades que quieran diseñar planes de estudios en este campo”, explica la docente de la URJC.

Pero no sólo es un documento que va a servir a las universidades, también es útil para las empresas, como señala Marta Beltrán, “nos han dicho que este documento les viene bien para tener expectativas realistas a la hora de diseñar ofertas de empleo. Les ayuda a tener una idea más clara de lo que sabe la gente cuando sale de grado o máster saber que si piden más conocimientos o competencias van a tener que completar la formación en la propia compañía”.

Probable empleabilidad del 100%

Marta Beltrán considera que, aunque aún no se puede afirmar con rotundidad, es “probable que tengamos una empleabilidad del 100%” en el grado de Ingeniería de la Ciberseguridad de la URJC. “Mi sensación es que llevan muy buena preparación gracias al plan de estudio. Va a salir la primera promoción y ya nos podemos plantear revisar el plan y lo vamos a modificar. El trabajo que hemos hecho en el foro nos ayuda. Somos muy optimistas por la robustez del plan de estudios y alrededor del grado hemos tenido muchas iniciativas que han completado el desarrollo de los estudiantes, como las actividades ‘¿Seguro que estás seguro?’ y ‘Hack On’ que les han permitido trabajar algunas de las llamadas ‘soft skills’ como la comunicación y el trabajo en equipo, entre otras”, indica la coordinadora del grado.

De cara al futuro, Marta Beltrán considera que los estudios universitarios de Ciberseguridad serán “más largos y más especializados” y señala que hay que empezar a tener una visión más amplia de esta disciplina, salir de la zona de las ingenierías y establecer sinergias con otras materias ya que las implicaciones de la seguridad informática van más allá de las formaciones técnicas, “hay que ir a grados de otras disciplinas; derecho, criminología, psicología, antropología”.

Beltrán también incide en la importancia de la formación continua en este campo y en el “importante papel que deben jugar las universidades”, y señala la necesidad de la transversalidad de las asignaturas o unidades relacionadas con la seguridad informática en los planes de estudio de las distintas titulaciones, especialmente en las de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática, (ETSII).