esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 20 de Julio de 2021 a las 07:00

Un proyecto de la URJC quiere transformar los barrios del sur de Madrid

La iniciativa ‘Madrid Borde Sur’ lleva a cabo diferentes acciones de revitalización en las zonas de San Cristóbal (Villaverde) y San Fermín (Usera). El objetivo es lograr unos barrios más humanos y sostenibles en el Sur de la capital española.

Raúl García Hémonnet

Si uno abre Google Maps y busca en Madrid el Barrio de San Cristóbal encontrará un barrio ‘encajonado’, con viviendas obsoletas, supervivientes de las enormes campañas de edificación de los años 60 y 70; un parque abandonado y varias barreras urbanísticas (Carretera de Andalucía, vías del tren o un polígono industrial). Todos estos elementos impiden la conexión natural de San Cristóbal con otras zonas del distrito de Villaverde y perpetúan en los vecinos una sensación de abandono institucional.

BarrerasUrbanísticasDentro

El proyecto, liderado por la URJC, ‘Madrid Borde Sur’, a través de la iniciativa ‘San Cristóbal-Más que Espacios’ quiere revitalizar esta zona del sur de Madrid. Su director, el profesor de Fundamentos de la Arquitectura, Miguel Ángel Ajuriaguerra, explica que esta revitalización “se va a realizar desde lo medioambiental hasta lo urbanístico”. Para ello, el proyecto tendrá el apoyo de la empresa ESCOFET a través de los instrumentos de colaboración publico-privada en investigación. Hasta entonces la iniciativa se ha desarrollado con la financiación exclusiva de la URJC.

A través de esta intervención se quiere dotar de zona verde una gran superficie del barrio de San Cristobal creando “corredores verdes que van a conectar la parada de metro del barrio con la estación de Cercanías, estableciendo una mejora medioambiental y social, con la generación de nuevas zonas de sombra y así poner el espacio público en el centro de la reactivación del barrio”.

ZonasVerdes OK

Cuestión, la del espacio público, que en esta zona de Madrid es un asunto complicado desde el punto de vista de la titularidad de la propiedad ya que hay mucho territorio “del que ni la administración ni nosotros sabemos si es público o privado, está en un limbo”, señala Ajuriaguerra.

En el espacio público comprobado, eso sí, la intervención se va a llevar a cabo en los próximos meses. A esta fase se ha llegado después de hablar con asociaciones vecinales, realizar talleres con los habitantes del barrio analizar la zona en profundidad.

Para Ajuriaguerra, San Cristóbal es “la rótula” de los barrios del Sur de Madrid y señala que “desbloqueando este barrio se contribuye a una mayor conexión entre las diferentes zonas del Sur de la capital de España”. Este arquitecto, docente de la URJC y experto en urbanismo señala que “si se quieren cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en lo que se refiere a urbanismo, medioambiente y cohesión social hay que vertebrar el sureste de Madrid. Si se quiere que las intervenciones en Madrid Norte y Madrid Centro tengan sentido, hay que intervenir en el Sur”.

El proyecto ha contado con la participación de los vecinos y vecinas de San Cristóbal pero también de los estudiantes de la URJC, a través de las prácticas de una de las asignaturas del grado. “El alumnado ve que las prácticas de la asignatura tienen una utilidad. Además del valor curricular y elementos para añadir al portfolio ven la practicidad de lo que aprenden”. El proyecto nace del trabajo en una de estas sesiones prácticas del ahora egresado Alejandro López Parejo, en 2018. Ajuriaguerra añade que “la universidad debe otorgar a la sociedad el dinamismo que las administraciones como los Ayuntamientos y las juntas de distrito, por su estructura, no tienen, a la hora de articular la demanda social y la demanda económica”. Este profesor de la URJC también aboga porque se integre a las diversas oficinas (incide mucho en el trabajo de la Oficina Verde) de la URJC “tanto en la docencia como en la investigación de una manera mucho más frecuente y que se intensifique la colaboración entre las diferentes escuelas. Muchas veces colaboramos más entre profesorado que entre departamentos o escuelas”. Ajuriaguerra también ha quedido destacar la “apertura y receptividad de las instituciones municipales al presentarles el proyecto”.

Impulsando el barrio de San Fermín

Dentro de la estrategia ‘Madrid Borde Sur’ además de ‘Más que Espacios-San Cristobal’, la profesora Ángela Matesanz está llevando a cabo la iniciativa ‘Sur SOS Proyecto San Fermín’ que actúa en este barrio del distrito de Usera. En este caso se trata de “de crear un espacio de análisis y debate a largo plazo entre las asociaciones vecinales y sociales, estudiantes de la URJC y especialistas en que, partiendo de las oportunidades y valores existentes en el sur de del Manzanares, se apunten posibles acciones que contribuyan a impulsar el desarrollo sostenible en la zona en línea con el ODS 11. Así, con base en el modelo aprendizaje-servicio, casi 100 estudiantes (de los campus de Aranjuez y Fuenlabrada), han trabajado a lo largo del semestre de primavera en el análisis del barrio de San Fermín y en el desarrollo de propuestas concretas que den respuestas a las necesidades detectadas y planteadas en él por sus habitantes”, según se puede leer en la página web de ‘Madrid Borde Sur’.

Recientemente, los estudiantes presentaron ante los vecinos del barrio un total de 20 soluciones en las que contemplan el aprovechamiento del Río Manzanares y el Parque Lineal, la incentivación del comercio local y el trabajo sobre la desigualdad de esta zona de Madrid.

Para ello, se llevó a cabo en una primera fase del proyecto una visita por San Fermín, de la mano de miembros de la Asociación de Vecinos de San Fermín, donde se les explicó a los estudiantes la Historia, evolución, logros y problemas del barrio. A esta actividad siguieron varias sesiones temáticas online cuando los estudiantes habían llevado a cabo la primera parte de su análisis urbanístico”.

‘Madrid Borde Sur’ es un proyecto vivo que quiere transformar la realidad de la ciudad de Madrid y, más concretamente de los barrios del sur, que presentan una realidad socioeconómica muy compleja. Sus impulsores, lo quieren hacer a través del urbanismo sostenible, para hacer de estas zonas y de la ciudad, un entorno mucho más humano.