esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes 02 de Julio de 2021 a las 06:30

La URJC pone en valor la presencia de las mujeres en Ciencia e Ingeniería

La Universidad ha acogido las VI Jornadas de Mujeres en Ciencia e Ingeniería, donde se ha contado con la presencia de mujeres relevantes en sus campos laborales para destacar la importancia de su participación en ámbitos STEM.

Abel Verard

Casi el 58% de las personas matriculadas en universidades españolas son mujeres y su presencia en distintas áreas de conocimiento va incrementándose paulatinamente. Sin embargo, no ocurre lo mismo en el campo de las STEM (por sus siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), uno de esos ámbitos donde la presencia de la mujer no crece al nivel que debería según su participación en la sociedad, sino que incluso retrocede, creando lo que se conoce como la brecha STEM. Se calcula que solo un 30% de las mujeres del mundo estudia carreras STEM.

Para promover la presencia de este colectivo en el campo de la ciencia e ingeniería, la URJC ha acogido las sextas Jornadas de Mujeres en Ciencia e Ingeniería el pasado 24 de junio, que se han centrado en crear un lugar encuentro con mujeres con un gran bagaje profesional en distintos campos STEM con el fin de subrayar su papel en estas áreas como referentes para las jóvenes. El balance general de las jornadas ha sido positivo. Como destacan las organizadoras de las jornadas, profesoras del área de Tecnología Electrónica, “las ponentes han aportado sus diferentes visiones y experiencias, tanto vitales como laborales. Algunas de ellas han sido pioneras en sus respectivos campos, sirviendo de referente a las nuevas generaciones”.

 A lo largo de las jornadas se han puesto de manifiesto los datos que revelan la escasa presencia de la mujer en ciertas áreas STEM, así como las dificultades que éstas encuentran en el camino. Y es que, aunque solo un 30% de las mujeres del mundo estudia carreras STEM, este porcentaje incluso cae al 3% en carreras relacionadas con tecnologías de la información o al 8% en carreras de ingeniería. Esta desigualdad va más allá de la universidad: las mujeres que trabajan en el campo de STEM suelen cobrar menos que sus compañeros varones y algo todavía más grave: las probabilidades de que abandonen su carrera profesional son muy altas, particularmente las madres (por ejemplo, casi la mitad de las científicas en Estados Unidos deja de trabajar en este sector a tiempo completo tras tener su primer hijo).

Como señalan las organizadoras, “es de crucial importancia fomentar las vocaciones STEM en las niñas desde las primeras etapas educativas, ya que se han observado estereotipos de género que condicionan las elecciones de asignaturas en educación secundaria y bachillerato”. Asimismo, también subrayan que es de vital importancia “dar visibilidad a los referentes femeninos en carreras STEM en el aula y en el material didáctico”, así como “generar espacios y dinámicas que fomenten la participación del estudiantado en general y en particular de las alumnas”.

Las jornadas, patrocinadas por la Escuela Superior de Ciencias Experimentales y Tecnología (ESCET) y por el Vicerrectorado de Extensión Universitaria, se han desarrollado por primera vez en formato mixto (presencia y online) y han contado con cerca de 50 asistentes, la mayoría de ellos en remoto; mientras las ponentes han acudido en su mayoría presencialmente.