• 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles 21 de Abril de 2021 a las 07:00

La Asociación Ecotopía recoge móviles usados a favor del medioambiente africano

Bajo el lema “Movilízate por la selva”, la asociación pretende, durante todo un mes, reciclar los terminales usados de los estudiantes y ayudar a proyectos locales de desarrollo sostenible en la República Democrática del Congo y Senegal

Xabier Pinilla Bermejo

La asociación Ecotopía de la URJC comenzó ayer la campaña “Movilízate por la selva”, cuyo objetivo es reciclar los terminales usados de forma que se eliminen adecuadamente sus desechos tóxicos. A su vez, también se pretende recaudar fondos para programas de conservación de los ecosistemas africanos.

La agrupación universitaria ha instalado contenedores en las entradas de los tres aularios y los dos departamentales del campus de Móstoles. De este modo, cualquier persona que quiera colaborar con la iniciativa sólo tendrá que acercarse a uno de estos puntos y entregar sus teléfonos allí. Los depósitos se mantendrán en los mismos sitios durante todo un mes para que la campaña no se vea afectada por las actuales rotaciones de presencialidad. Además, si la iniciativa tiene éxito, la asociación no descarta extenderla a otros campus de la universidad.

Rubén Cid Hernández, estudiante de Ingeniería Química y Ambiental es miembro de la asociación, nos relata que su idea con esta campaña “es sacar el máximo provecho de un gesto que no requiere un esfuerzo por parte de los participantes. Muchos de nosotros tenemos móviles antiguos que incluso no sabemos dónde hemos de reciclar, por lo que de esta forma garantizamos su correcto reciclaje y colaboramos en proyectos de preservación del hábitat natural”.

Colaboración con el Instituto Jane Goodall

Cada aparato recogido durante la campaña será reciclado por la empresa Movilbak-Eurekamovil, quienes aportarán el valor de reciclaje de cada terminal al Instituto Jane Goodall. El dinero recogido por esta organización irá destinado a varios proyectos. Por una parte, al Centro de Rehabilitación de Tchimpounga, en la República Democrática del Congo, donde se cuidan a más de 150 chimpancés rescatados y se les prepara para su futura reintroducción a la selva.

Por otro lado, los fondos también se distribuirán a campañas de desarrollo sostenible y a centros escolares para niños mutilados y con necesidades especiales. Por último, en Senegal los fondos servirán para financiar la reforestación y la protección de los chimpancés salvajes y su hábitat natural.