esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1

Lunes 12 de Abril de 2021 a las 06:30

Una invitación para descubrir el legado de Filipinas al mundo hispánico

El Instituto Cervantes acoge una exposición sobre la huella filipina en la cultura hispánica, comisariada por la profesora de la URJC Beatriz Álvarez Tardío. La muestra reúne 94 obras escritas en español desde 1840, conservadas en la biblioteca del centro de Manila, y se podrá visitar hasta el 20 de junio.

Abel Verard Méndez

El Instituto Cervantes presenta la exposición Na linia secreto del horizonte. El legado de Filipinas al mundo hispánico: la literatura hispanonofilipina en la sala de exposiciones de su sede, una muestra del viaje de la lengua española alrededor del mundo. A través de los fondos de la biblioteca del Instituto Cervantes de Manila, da a conocer múltiples obras escritas por y para Filipinas en español, una valiosa colección que ahora el Cervantes invita a redescubrir. Tal y como afirma la comisaria de la muestra y profesora de la URJC, Beatriz Álvarez Tardío, “este gabinete bibliográfico incluye parte del fondo más antiguo que conserva la biblioteca del Instituto Cervantes de Manila”, compuesto por “piezas didácticas que ilustran la enseñanza del español en Filipinas, obras destacadas de literatura hispanofilipina, así como publicaciones actuales de literatura filipina escrita en español”.

La muestra pone de manifiesto la pervivencia de Filipinas en el mundo hispánico y la labor fundamental de conservación de estos fondos llevada a cabo por la sede del Cervantes en Manila, para mantener vivo un legado que parecía destinado al olvido. Asimismo, recoge las relaciones culturales, políticas, artísticas y religiosas entre ambos países. Un ejemplo de este legado es el chabacano, lengua criolla resultado de mezclar español y varias lenguas nativas filipinas, que sigue estando vivo, tal y como nos muestra el poema que da título a la muestra.

De este modo, la exposición juega un papel importante en la conservación de este legado filipino hasta ahora oculto. Para alcanzar la medida de su relevancia, la muestra se adentra en varios territorios que, aun siendo dispares, confluyen en la línea del horizonte, es decir, en la presencia del legado de Filipinas al mundo hispánico. Esta exposición contribuye a destacar la existencia de una literatura filipina escrita en lengua española, identificada hoy en día como “literatura hispanofilipina”. En el campo de la investigación, todavía muchas personas desconocen su existencia, por lo que todavía queda pendiente su estudio en profundidad. Por ello, destacan las piezas literarias que el Instituto Cervantes de Manila se ocupa de rescatar, con la colección ‘Clásicos Hispanofilipinos’, que se inició en 2009. “La biblioteca de la URJC cuenta en sus fondos con dos títulos de esta colección ‘Clásicos Hispanofilipinos’”, subraya la comisaria de la exposición.

Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, afirma que “estos maravillosos fondos resumen toda la tradición literaria hispanofilipina y resaltan la importancia que el mundo hispánico ha tenido en la cultura de aquel país”. También destaca que ponen en valor las relaciones de hermandad que ha habido entre las culturas filipina e hispánica a través de México, importantes porque “la cultura crea lazos que enriquecen los procesos de conocimiento y de hermandad”. Unos vínculos que continuaron después de la independencia (en 1898) a lo largo del siglo XX y que justifican que Manila sea “uno de los centros del Instituto Cervantes con más alumnos y con mayor interés por nuestro trabajo”.

Un viaje a través de cuatro ejes

El legado cultural filipino escrito en español, cuya influencia se manifestó en todo el Sudeste Asiático, y cuyas relaciones se extienden por Hispanoamérica, permite acceder a la contribución del español en el mundo. Así, la exposición invita a una aventura de circunnavegación a partir de cuatro obras relevantes, rescatadas por el Instituto Cervantes, que sirven de nave para transitar entre gramáticas, diccionarios, periódicos, novenas, traducciones del Quijote, relatos, novelas y poemas escritos por y para Filipinas en español.

El libro de relatos Cuentos de Juana de Adelina Gurrea, se encarga de introducirnos en la exposición con la búsqueda de la libertad en tiempos de colonización. Mientras en el siguiente apartado, los fondos ilustran los modos de diversión, el arte culinario, la cultura popular y la crítica social que expresa la novela El Campeón de Antonio Abad.

Los Relatos de Enrique Laygo descubren cómo Filipinas se enfrentó al nuevo colonizador, Estados Unidos, en un idioma ya filipino, el español. La exposición ofrece una muestra de la prensa filipina de la primera mitad del siglo XX, que recoge la entrada de Filipinas en la modernidad y refleja cómo el idioma español era lengua de emancipación y de acceso al conocimiento.

Ya llegada la Segunda Guerra Mundial, la novela de Jesús Balmori Los pájaros de fuego se adentra en el miedo y la destrucción de Manila, así como en la transformación de Filipinas. Aquella destrucción causada por la invasión japonesa alcanzó a todo tipo de fuentes, libros y materiales, por lo que gran parte de lo que se presenta en esta exposición contiene en sí mismo el singular valor de haber sobrevivido no solamente a las condiciones de un clima tropical húmedo, a los terremotos y volcanes, sino a una terrible guerra. Entre estos materiales se expone el relato biográfico de Paz Zamora Mascuñana Recuerdos de la liberación, que narra su huida de Manila bajo el fuego cercenador.

Más información:

Fotos de los libros 

Vídeo del acto de inauguración: