esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 17 de Noviembre de 2020 a las 10:12

Finaliza “De profesión: sueño cumplido” con más de 20 vídeos recopilados

La actividad, promovida por el Servicio de Extensión Universitaria, se ha constituido por más de 20 vídeos realizados para la comunidad universitaria con un “feedback” muy positivo

Jaime Riveiro Fernández

Desde desarrolladores de videojuegos, hasta jugadores profesionales de baloncesto; pasando por actores y arquitectos. Estos son algunos de los oficios que han compartido y explicado los diferentes participantes de la actividad “De profesión: sueño cumplido”. Esta se basaba en vídeos cortos difundidos diariamente a través de las cuentas de Twitter e Instagram de Cultura URJC, mediante los cuales, se pretende motivar a los estudiantes de la Universidad a seguir sus propios sueños. Todo ello, gracias a la experiencia de los integrantes, algunos egresados de la URJC, que narran cómo consiguieron “el trabajo de sus sueños”. Puedes ver un recopilatorio de los mismos en TV URJC a través de este enlace.

“La ecuación es muy fácil, si tú ves a personas cercanas y jóvenes, con un nivel de formación similar a lo que conseguirás en breve, y felices con sus trabajos, es fácil imaginarte entre ellos. Lo que percibes no es ninguna utopía, es la realidad de mucha gente que, como tú, ha estudiado y ha conseguido con esfuerzo e ilusión aportar un plus de personalidad a un trabajo”, explica Elena Díaz Escudero, la jefa de servicio de Extensión Universitaria. El objetivo principal de este proyecto ha sido dar un impulso cultural a los alumnos de la Universidad, promoviendo un mensaje motivador y de confianza en lo que están estudiando.

La temática de todos los vídeos es la misma, el trabajo, pero no uno cualquiera, sino el “trabajo siempre soñado”. Esto es porque “la profesión ideal siempre está rondándonos la cabeza y, en mi opinión, es importante no considerarla como una espada de Damocles, sino como una oportunidad para expresar lo que puedes aportar”, comenta Díaz.

Este proyecto nace ya en mayo, cuando aún no se sabía si el curso que viene se realizaría presencialmente, y si se hubiese podido, este ejercicio no habría existido. “La actividad cultural suele ser, básicamente, presencial. Esta, en concreto, podría haber cristalizado en un debate, una mesa redonda, unas mini-conferencias, etc. La reflexión que me hago es que también las redes sociales pueden ser un vehículo cultural adecuado para ciertas iniciativas, y con gran poder de difusión”, aclara Díaz.

Además, la acogida de los vídeos ha sido muy buena, alcanzando más de 28.000 reproducciones en el Instagram y Twitter de Cultura URJC, consiguiendo cada uno un gran número de “likes” y recibiendo cientos de comentarios positivos. Sin embargo, el proceso de búsqueda de perfiles profesionales fue bastante complicado, pero con todo el verano de por medio, Elena Díaz pudo contactar con algunos de los participantes.

“He recibido ayuda de mi compañero del servicio ALUMNI, Mariano Sánchez, y de profesores como Juan Carlos Aguado, Pilar Martino, Nacho Sandoval, o Florencia Claes; otros han apoyado, como, Raquel Martínez, Raquel Sardá, Manuel Gértrudix, Luisa Walliser…”, argumenta Díaz. Entonces, la actividad ha sido un éxito, gracias a que se ha trabajado utilizando diferentes puntos de vista, cuidando los detalles y unificando los pormenores técnicos. Pero, lo más importante, ha sido “el acercamiento a los participantes; ellos y ellas han sido la clave del resultado de esta actividad. Pienso que cada uno ha aportado un ejemplo único entre todas las profesiones que han aparecido en este ciclo que, por supuesto, no están todas las que son, pero sí son todas las que están. Me conmueve la predisposición que han tenido todos los participantes a apoyar esta iniciativa cultural de la URJC, siendo o no egresados de esta Universidad”, confiesa Díaz.

Respecto al Servicio de Extensión Universitaria, ahora se están encargando de dar visibilidad a los trabajos de los miembros de los talleres y musicales y teatro. De la misma forma, también deben resolver los Concursos de Promoción Cultural, cuyo plazo de entrega de obras acabó el 15 de noviembre. “Para el futuro tengo nuevos proyectos pensados, que no quiero desvelar para no restarles magia. Por otra parte, continuaremos con la carrera de relevos habitual, la de las actividades consolidadas de nuestra cultura universitaria”, concluye Díaz.

collage cultura2