esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes 28 de Febrero de 2020 a las 06:30

El grado de Bellas Artes pone fin al Carnaval de Aranjuez con su tradicional sardina

La popular fiesta se cerró ayer miércoles con la ceremonia del entierro de la sardina. El pez fue diseñado y construido por alumnos y profesores del grado de Bellas Artes de la Universidad Rey Juan Carlos, como viene siendo habitual los últimos años.

Alberto Viña Azores

El Carnaval es una de las fiestas más señaladas en los calendarios españoles. Documentada desde la Edad Media, lleva cientos de años celebrándose, y su fecha final, el conocido entierro de la sardina, da pie al inicio de la Cuaresma.

En Aranjuez, los estudiantes y profesores de los grados de Bellas Artes, Diseño y Moda de la URJC, así como la Unión de Estudiantes Por Aranjuez (UEPA) tienen un peso importante en esta fiesta. Además, desde el año 2003 el grado de Bellas Artes en concreto se encarga del diseño y la construcción de la sardina.

Emma García-Castellano, profesora del grado de Bellas Artes, explica que el año pasado se firmó un convenio de investigación entre la URJC y el Ayuntamiento de Aranjuez: “Mediante él, la universidad entrega un premio a la mejor maqueta y el Ayuntamiento nos proporciona el espacio y los materiales para realizarlas”.

La sardina, protagonista del Carnaval

Sobre el diseño y la construcción de la sardina, García-castellano indica que “se ha realizado cumpliendo con las premisas para una obra efímera, pues la intención del proyecto es integrar lo lúdico con lo artístico y el mundo universitario con la ciudad que nos acoge”.

La sardina estaba hecha de madera, cuerda y papel, y fue una de las coloridas y pictóricas de los últimos años. Medía 5 metros de largo y 2 de ancho, y estuvo guardada con sumo secretismo hasta el momento del desfile, que realizó un recorrido nuevo este año. Sin embargo, su desenlace fue inevitable, y se terminó quemando en la Plaza de la Constitución.