esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 06 de Febrero de 2020 a las 06:15

Investigadores de la URJC abordan el problema de la España vaciada en la juventud rural

El grupo NONNOBIS Social Rearch de la URJC coordina la investigación de “Juventud rural y desarrollo”, un monográfico que publica la revista Injuve

German Cardenete

La población española está en alza. Por primera vez, según los últimos datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de habitantes en España llega hasta los 47,1 millones. Un crecimiento debido principalmente a la contribución positiva de las migraciones. Sin embargo, a pesar de alcanzar el máximo histórico, la población española crece de forma irregular. Por ejemplo, algunas provincias como Soria han reducido su población en más de un 23%, frente al incremento del 73% de Madrid según los datos más recientes del INE. En los últimos años, la tendencia de las migraciones de las áreas rurales a los núcleos urbanos ha creado los que los expertos denominan como “la España vacía”. Un fenómeno que hace referencia a la despoblación de los pueblos y municipios rurales del país.

Los efectos de la despoblación afectan principalmente a la juventud rural. Esta es una de las conclusiones que muestra “Juventud Rural y Desarrollo”, el monográfico interdisciplinar que ha publicado en papel por el Instituto de la Juventud (Injuve). El trabajo de investigación ha sido coordinado por Ángeles Rubio y Guillermo Vázquez Vicente, integrantes del grupo NONNOBIS Social Research de la Universidad Rey Juan Carlos.

Una radiografía completa de la juventud rural

En el monográfico interdisciplinar de “Juventud Rural y Desarrollo” han participado un total de 15 profesores de distintas universidades. A través de 11 artículos, fruto de la investigación, se profundiza en construir una radiografía completa de los efectos y posibilidades de la despoblación en la juventud rural.

Entre los artículos del monográfico, Carmen Peligros y Guillermo Vázquez, investigadores del grupo NONNOBIS Social Research han abordado un estudio del mercado laboral y la formación de los jóvenes desde una perspectiva geográfica y rural. Por su parte, Ángeles Rubio, también integrante del grupo NONNOBIS, ha centrado su investigación en los nichos de negocio y la empleabilidad juvenil en la España Deshabitada.

La juventud rural en la España vaciada

La despoblación en España, en términos generales, supone el envejecimiento, empeoramiento de los servicios básicos universales y la pérdida de cultura y arraigo. No obstante, los jóvenes de las áreas rurales son lo más perjudicados. Especialmente por las oportunidades laborales. 

Guillermo Vázquez señala que la búsqueda de trabajo ha provocado que gran parte de los jóvenes hayan tenido que emigrar a otras regiones donde hay más posibilidades. “Así, la realidad nacional nos deja un mapa de desolación laboral y despoblación potencial muy evidente”, afirma Vázquez.

De hecho, el último Informe Jóvenes y mercado de trabajo, publicado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (2019) señala que los jóvenes están poco representados dentro del mercado laboral, en contraste actividad emprendedora que generan. Ante esta situación, el investigador Guillermo Vázquez indica que los jóvenes cada vez más están optando por las opciones del autoempleo.

El asociacionismo juvenil y el futuro de la despoblación juvenil

Ante la situación de la despoblación rural, surge el asociacionismo juvenil. Su influencia es fundamental para crear un tejido social, llevar a cabo la organización de fiestas patronales y folklores, reforzar los lazos de pertenencia, e incluso desarrollar actividades económicas.

Pionero en el asociacionismo destaca el trabajo de Francisco Burillo de la Universidad de Teruel. Una iniciativa que espera seguir creciendo en España para poder incentivar la relación y el cambio de experiencias entre los jóvenes del campo.

Ángeles Rubio afirma que la universidad y el sistema educativo pueden colaborar activamente para combatir la despoblación rural. Impulsar una formación semipresencial y adaptada a las áreas rurales o incrementar las información y orientación educativa son algunas de las propuestas que sugiere la investigadora. En este sentido, el grupo NONNOBIS-URJC y la Asociación de Rutas para el Desarrollo llevan a cabo una red de Universidades Rurales, adaptada a las necesidades de la juventud.

El trabajo desarrollado por los investigadores analiza las causas y posibilidades para afrontar y evitar el problema de la despoblación de los jóvenes en las áreas rurales. Guillermo Vázquez añade que la investigación deber servir para poner en valor el potencial económico, el patrimonio monumental y el patrimonio inmaterial. “Para ello es fundamental la coordinación de las administraciones, asociaciones e investigadores en su tarea de transferencia de resultados a la sociedad rural”, señala Vázquez.