esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 09 de Mayo de 2019 a las 13:37

Las mujeres jóvenes hacen menos deporte según el estudio que hoy ha presentado la URJC

El Dr. Fernando del Villar, catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos ha presentado hoy, acompañado del rector, el estudio `La participación de la mujer joven en la actividad física’, financiado por la Fundación Mapfre y realizado por el Observatorio de la Vida Activa y Saludable. Esta investigación demuestra que la brecha de actividad física entre chicos y chicas jóvenes es de más de 15 puntos porcentuales.

Oihane Colodron Sanchez

La ‘European Heart Network’, sitúa a España en el top 10 de los países europeos con más sedentarismo. Concretamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como inactivas a aquellas personas que realizan menos de 90 minutos de actividad física semanal. El organismo del ser humano necesita movimiento y el hecho de no proporcionárselo puede acarrear importantes riesgos para la salud como el sobrepeso, riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o depresión.

El Dr. Fernando del Villar ha presentado su estudio en la sede de Mapfre en Madrid acompañado de Javier Ramos, rector de la Universidad y de Antonio Guzmán, director del Área de Promoción de la Salud de Fundación MAPFRE.  analizado el sedentarismo en personas jóvenes. El investigador ha llegado a la conclusión de que, en el ámbito del deporte, existe una brecha de género. Sólo el 23,8% de las chicas de entre 12 y 17 años hacen ejercicio sesenta minutos al día, un 16% menos que los hombres. La diferencia es más amplia en la etapa escolar y juvenil. El estudio destaca que el 83% de las niñas y adolescentes españolas no hacen deporte de forma habitual. Entre los 18 y los 25 años la cifra diferencial desciende al 46,7% de mujeres inactivas, distanciándose por 22,2 puntos porcentuales de los hombres.

El estudio también revela que la falta de actividad física en la juventud española, sobre todo entre los 16 y 18 años, cuando se produce la tasa de abandono más elevada, es una tendencia que se mantiene desde hace 15 años y que según los investigadores no presenta señales de cambio.

Entre las barreras que encuentran ellas para la práctica de actividad física se encuentra la elevada carga académica a la que están sometidas, las nuevas formas de ocio y de relacionarse, especialmente vinculadas con el uso de las nuevas tecnologías, y el hecho de que creen que tienen menos habilidades y destrezas para el deporte y un mayor sentimiento de miedo al ridículo cuando interactúan con los chicos.

Desde la Universidad, el rector ha querido apuntar que: “me comprometo con todos ustedes, a que desde la Universidad Rey Juan Carlos seguiremos poniendo todos nuestros esfuerzos para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los estudiantes para acceder a la práctica de las actividades deportivas y adaptar nuestros programas a lo que nos demandan las mujeres jóvenes para que sigamos avanzando en una sociedad más justa y comprometida.”

De este estudio, fruto de una encuesta realizada recientemente a algo más de 10.500 jóvenes entre 12 a 25 años, se desprende que las mujeres comienzan a abandonar la práctica deportiva, principalmente a partir del Bachillerato. La causa principal es su madurez y sentido de responsabilidad, que en esta franja es mayor que la de los chicos, y que les hace preocuparse más por sus estudios y su futuro que por la realización de actividad física. También influye el hecho de que no encuentren una oferta deportiva adaptada a sus motivaciones y que cuenten con menor apoyo de la familia y su entorno próximo para seguir haciendo deporte.

El informe apunta que “aún existen elementos socioculturales que limitan una mayor implicación de la mujer en el deporte, como la menor aceptación social de la mujer deportista y los condicionantes en relación al estereotipo de belleza y feminidad”.

Fernando del Villar ya había investigado sobre ello en el ‘Informe sobre la inactividad física y el sedentarismo en la población adulta española’ que también realizó con la Fundación España Activa. Este informe afirma que: “las mujeres son históricamente más inactivas en su tiempo libre en comparación con los hombres y realizan menos ejercicio de manera sistemática, siendo su práctica deportiva también menor en comparación con los mismos. Además, su cultura deportiva, sus intereses, percepciones y barreras hacia la práctica de actividad física son también diferentes”.

Para intentar acabar con la diferencia entre géneros se propone que: “las administraciones públicas como la sociedad civil deben seguir realizando esfuerzos adicionales para eliminar estas diferencias en el ámbito deportivo, abordando políticas de promoción de actividad física especialmente diseñadas para involucrar a las mujeres y así eliminar, en última instancia, estas diferencias que en la práctica de actividad física existen.”

Javier Ramos ha añadido que: “como responsable educativo, y especialmente como padre, quisiera hacer un llamamiento en este foro a educadores y padres para que seamos conscientes de que tenemos que racionalizar el tiempo que nuestros hijos adolescentes le dedican a las nuevas tecnologías, aunque nos cueste un disgusto, y les motivemos a que realicen algún tipo de actividad física por su propio bienestar.”