Spanish English
中文
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes 19 de Abril de 2019 a las 09:00

La revolución digital de la moda nace en la URJC

Después de un año y medio de investigaciones y de trabajo, la empresa Seddi Labs, anteriormente conocida como Desílico, ya está lista para presentar sus soluciones para la industria textil. Fundada por cuatro profesores e investigadores de la URJC, sus innovadoras ideas suponen una gran evolución para este sector.

Alberto Sánchez Lozano

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) fue el punto de partida en 2017 de un proyecto revolucionario en el mundo de la industria textil. Los profesores e investigadores de la URJC Miguel Ángel Otaduy, Jorge López, Eder Miguel y Gabriel Cirio descubrieron la posibilidad de mejorar la tecnología y digitalización de este sector, y tras un año y medio de arduo trabajo sus investigaciones empiezan a obtener sus primeros frutos.

Aunque en un primer momento, su idea de negocio estaba orientada al mundo del cine, sus indagaciones les permitieron observar las oportunidades que ofrecía el sector textil para implementar soluciones digitales. Así, fundaron la ‘Startup’ Desílico, ahora conocida como Seddi Labs, en 2017.

Sus productos aún no se encuentran en el mercado pero ya pueden presumir de haber trabajado con marcas que se encuentran entre las 10 más importantes del mundo de la moda, tener seis patentes ya cursadas, más otras dos en desarrollo, conseguir el respaldo económico de importantes inversores norteamericanos, asentar una estructura internacional con sedes en Estados Unidos, Canadá y España y, por último, contar ya con una plantilla de más de 50 empleados, entre los que figuran 12 doctores y ex profesionales de marcas como Ralph Lauren o Disney.

El verdadero reto al que se enfrentaban era conseguir un estándar que automatizase la creación de las copias virtuales de las prendas que confeccionaban. La empresa ha desarrollado una base tecnológica muy completa, en la que han tenido que fabricar también la maquinaria necesaria para generar estas versiones hiperrealistas de la ropa que las grandes marcas venderán en sus tiendas en el futuro.

A partir de esa idea se han ido generando los próximos desarrollos de la empresa, que verán la luz en 2020. Antes de que estén disponibles en el mercado, la ‘Startup’ ha probado con éxito sus ideas y proyectos con las grandes empresas y principales fabricantes del sector de la moda. Entre sus proyectos se encuentran un simulador de textiles con un nivel de detalle extremo. “Permite obtener un duplicado digital de la prenda. Ni siquiera en el cine tienen este nivel de realismo”, aseguran los fundadores de la empresa.

Nivel de realismo extremo

Este simulador arranca con una muestra física del tejido, que se coloca en una máquina fotónica desarrollada por el equipo de Seddi Labs, que estudia y analiza hasta el más mínimo detalle las reacciones del textil a la luz. Incluso “los pelillos sueltos” y su forma. “Es necesario bajar hasta este nivel de realismo para crear un duplicado que sea realista”, afirma Jorge López, director general de Seddi Labs.

Esta tecnología reproduce todo el conjunto, no solo la combinación de hilos entre sí. Para ello es necesario analizar también la composición de los hilos y de los patrones. “El aspecto de una prenda no viene dado únicamente por las propiedades mecánicas de los hilos, sino por las interacciones entre éstos”, comentan desde la ‘Startup’.

Todo este proceso y la recogida de información se transforma posteriormente en modelos hiperrealistas a escalas de hilo. Con este modelo y junto a técnicas de ‘deep learning’ (aprendizaje profundo) se intenta prever como se comportarán los tejidos cuando se giren, se rocen, se iluminen, se estiren o se arruguen. Este avance permite una gran mejora en cuanto a la toma de decisiones a nivel empresarial y de producción de las prendas. De esta manera, el fabricante sabe desde en qué orden se deben coser los hilos hasta la tela necesaria para confeccionar una prenda.

Las siguientes soluciones que han ideado para el mundo de la moda son un software de diseño y confección de prendas en la nube, que permite el trabajo colaborativo entre distintos usuarios para diseñar ropa, y una app que hará de "probador virtual" y permitirá reconstruir cuerpos humanos con ropa. Esta última idea funciona a través de un vídeo,de apenas dos segundos de duración, en el que lo único necesario es llevar ropa ajustada. Con ello, la app construye el cuerpo en tecnología 3D, ayudada por una base de datos muy amplia con numerosos registros y por sus algoritmos de inteligencia artificial.

El final de este proceso es un maniquí con las medidas exactas del individuo, que además se comporta y se deforma de la misma manera que el cuerpo real del consumidor. Un producto que se lanzará dentro de dos años. Por ahora, mientras sus proyectos estrella tendrán que esperar a 2020 para ver la luz, Seddi Labs tiene previsto lanzar una aplicación móvil que actuará como recomendador de tallas en las tiendas de ropa online.