• 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes, 11 de Junio de 2018 a las 14:55

Premiados una alumna y su profesor por una investigación sobre economía conductual

Elvira García Pacheco, alumna del doble grado de Economía y Relaciones Internacionales y su profesor, Sergio A. Berumen, del área de Economía Aplicada, han analizado cómo la presión social influye en los estudiantes universitarios a la hora de comprar un teléfono móvil. Su trabajo de investigación ha recibido el ‘Premio Áster de Investigación’ concedido por la Escuela de Negocios y Marketing, ESIC.

Raúl García Hémonnet

La investigación se titula “La presión social en las decisiones de consumo de tecnología en los jóvenes universitarios ¿’Nudging’ o ‘Big Push’?”. Una de las principales conclusiones ha sido comprobar cómo “ni siquiera somos conscientes de la manera en que la presión social del entorno condiciona a los jóvenes a la hora de cambiar de teléfono móvil”, ha señalado Elvira García. “Muchas veces preferimos tener un ‘Iphone’ de hace cuatro o cinco años que un teléfono nuevo de una marca no tan ‘popular’ entre nuestro entorno”, ha añadido.

De su investigación también se extrae que “es mucho más sencillo desde el punto de vista social y económico seguir las corrientes mayoritarias en las decisiones de consumo. Tomar decisiones alternativas puede producir un riesgo de una cierta exclusión”, ha indicado la estudiante.

El ‘Nudge’ sería una influencia de tipo sutil e indirecta, basada en el refuerzo positivo y las recomendaciones indirectas, para influir en un grupo o en un individuo. El ‘Big Push’, o gran impulso, tendría que ver con las influencias directas sobre una decisión.

Elvira está a punto de entregar los TFG de su doble grado. Para ella, esta investigación ha sido “otro TFG”. Según ha afirmado esta alumna, nada habría sido posible sin la ayuda de su profesor, Sergio A.

Berumen, profesor del Departamento de Economía Aplicada I e Historia e Instituciones Económicas (y Filosofía Moral). Gracias al docente, ha señalado Elvira “me enteré de la existencia de este premio, su ayuda y su apoyo me han ayudado a conseguirlo”.

El profesor Berumen se ha encargado de la investigación y la alumna del marco teórico. Entre los dos han elaborado las conclusiones. Según ha explicado el docente, “Elvira, que es muy buena alumna, ya tenía algunas inquietudes en torno a la economía de la conducta. Este es un campo en el que yo llevo trabajando durante bastantes años: las motivaciones que tenemos a la hora de tomar decisiones económicas”.

Según ha señalado el profesor, la investigación del trabajo ha consistido en “realizar más de 1000 encuestas de 5 centros públicos y privados de la Comunidad de Madrid. Aunque representa el 0,3% del total del alumnado universitario de la región, constituye una muestra cualitativa representativa”. Además de diseñar la encuesta, hubo que procesar toda la información obtenida. La colaboración entre profesor y alumna ha sido total durante todo el proceso de realización de la investigación.

El tándem profesor-alumna se ha hecho con el premio tras una final en la que ha tenido que competir con otros siete trabajos. “Tuvimos muy buenos comentarios del jurado”, ha señalado Berumen que ha añadido que la Universidad Rey Juan Carlos ya “ha ganado este premio en otras ocasiones”. También ha indicado que este premio es uno de los pocos que “incentiva la colaboración entre profesores y alumnos”. El premio concedido comprende un diploma y 2.500 euros para cada uno de los premiados.

“Este premio le dará a la alumna una diferencia respecto al resto de compañeros”, según ha indicado el profesor, que ha destacado que Elvira ha “realizado un trabajo muy importante”.

Ahora, la estudiante se plantea la realización de un máster para seguir profundizando en su conocimiento en economía y en las razones que nos hacen consumir como consumimos.