• 1
Lunes 16 de Octubre de 2023 a las 09:53

Nueva herramienta para medir la salud de los bosques europeos

La URJC ha participado en una investigación que ha permitido desarrollar un modelo estadístico para contabilizar el estado en el que se encuentran los bosques en Europa. El estudio ha sido publicado en Nature Communications y destaca la necesidad de una cooperación internacional para abordar los problemas relacionados con los bosques.

Redacción / Irene Vega

Los resultados del estudio científico, recientemente publicado en Nature Communications y titulado "Accounting for forest condition in Europe based on an international statistical standard", han arrojado luz sobre el estado y las tendencias de los ecosistemas forestales en Europa. Esta investigación, dirigida por Joachim Maes, Adrián G. Bruzón, José I. Barredo, Sara Vallecillo, Peter Vogt, Inés Marí Rivero y Fernando Santos-Martín, se basa en una evaluación espacialmente explícita de la condición de los bosques europeos, siguiendo un estándar estadístico global de las Naciones Unidas adoptado en marzo de 2021.

Con el 35% del área terrestre de Europa cubierta por ecosistemas forestales, estos desempeñan un papel crucial en la preservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático. Sin embargo, la degradación de los bosques continúa socavando los servicios que estos ecosistemas ofrecen a la sociedad.

El estudio mide la condición de los bosques en una escala de 0 a 1, donde 0 representa un ecosistema degradado y 1 representa una condición de referencia basada en bosques primarios o protegidos. Los resultados revelan que la condición promedio de los 44 tipos de bosques estudiados ha aumentado levemente (de 0.566 en el año 2000 a 0.585 en 2018). Sin embargo, una señal preocupante es que aproximadamente un tercio del área forestal muestra una tendencia a la disminución de la condición, indicada por una reducción en el carbono orgánico del suelo, la densidad de cobertura arbórea y la riqueza de especies de aves amenazadas.

Los hallazgos sugieren la necesidad de una restauración forestal continua, mejoras en la gestión forestal y un período extendido de recuperación para acercarse a las condiciones naturales. Este estudio proporciona información valiosa para los responsables de la toma de decisiones, los conservacionistas y todos los interesados en la salud de los bosques europeos y su impacto en el medio ambiente global. Además, subraya la importancia de adoptar medidas proactivas para proteger y restaurar los bosques.