• 1
Jueves 19 de Mayo de 2022 a las 06:30

Medicina tradicional para el tratamiento del dolor y la inflamación

Un equipo de expertos, liderado desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del que forma parte la URJC, ha descrito una molécula obtenida de plantas utilizadas en la medicina tradicional como nuevo candidato para la farmacoterapia del dolor.

Redacción

Lithospermun erythrorhizon y Alkanna tinctoria son plantas utilizadas en la medicina tradicional de Europa y Asia en forma de ungüentos para curar úlceras. Un trabajo reciente ha descrito el efecto de la shikonina, el principio activo de dichas plantas, en un modelo experimental de inflamación.

Los resultados, publicados en la revista Biomedicine & Pharmacotherapy, muestran que la shikonina tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio, lo que la convierte en un nuevo candidato para la farmacoterapia del dolor.

En este trabajo ha participado José Gómez, profesor del Departamento de Biología y Geología, Física y Química Inorgánica de la URJC, y ha estado liderado por los profesores David Vega-Avelaira y Daniela Grassi, del Departamento de Anatomía, Histología y Neurociencia de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). También han formado parte del equipo investigadores de las Universidades Complutense y Europea de Madrid.

Dolor y shikonina

El dolor secundario a procesos inflamatorios es una de las formas más extendidas de dolor crónico. Hoy se piensa que este dolor podría resultar en parte de un efecto directo del sistema inmune sobre las neuronas del sistema nervioso central.

En el trabajo, los autores estudian el efecto analgésico y los cambios estructurales en la médula espinal producidos por el agente antinflamatorio shikonina en un modelo experimental de inflamación.

La shikonina es una molécula pequeña (naftoquinona) obtenida de plantas boragináceas utilizadas en la medicina tradicional, que posee capacidad antiinflamatoria por su efecto inhibidor de citoquinas.

El estudio, desarrollado en ratas, mostró que la shikonina reduce en gran medida la sensación de dolor y que este efecto se asocia a una inhibición de la actividad de la microglía de la médula espinal.

Fuente: UAM

Imagen1 ok

Efecto inhibitorio de la shikonina en la microglía de la médula espinal.
A) Las micrografías muestran como la inflamación (CFA+veh) inducen cambios la activación de la microglía, reflejado en cambios estructurales como un mayor volumen celular. La administración de shikonina revierte dichos cambios (CFA+Shik) y la microglía se mantiene a niveles basales.
B) Indica la cuantificación de la población de microglía, los datos reflejan que la inflamación no induce un aumento en el número de células microgliales si no en su tamaño; mientras que la administración de shikonina revierte dichos cambios.