ACTUALIDAD

SENSACIONES DE LA DESESCALADA: Hacia la nueva normalidad

Escrito por JUAN ANDRES LOPEZ PADILLA

Esta semana Madrid ha pasado a Fase 1. Pese a que los horarios se mantienen, abren las terrazas (vectores clave en la vida social española, más con este calor) y se permiten reuniones de hasta 10 personas. El ahogo empieza a disolverse, aunque toda precaución es poca; debemos aprender a convivir con la nueva normalidad mientras ponemos especial empeño en seguir combatiendo el virus. La batalla no ha acabado, pero vamos ganando.

 

Esta semana ha traído un cambio enorme tras meses de confinamiento. Por fin se reanuda, aunque en pequeñas dosis, la vida social. Tanto si vives solo como si has estado conviviendo con familia o amigos, interactuar con terceras personas a las que hacía mucho que no veías es un soplo tremendo de aire fresco. A nivel psicológico supone una diferencia fundamental, y es que el Ser Humano es social por naturaleza y este aislamiento ha debido hacer mella mentalmente a una gran mayoría de personas. Este precio empezará a hacerse evidente ahora, y es nuestro deber intentar minimizarlo.

 

Me parece especialmente interesante (y me estoy fijando estos días) en lo raro y agradable a la vez que resulta reincorporarse a la vida social. En los primeros eventos sociales que he vivido esta semana se han notado las ganas que había de tenerlos, pero también una suerte de readaptación a lo que antes era costumbre y que ahora puede parecer incluso incómodo. La salud mental no es ninguna tontería y no hemos de tomarnos a broma temas como este, por lo que los cuidados en el círculo más personal son ahora más importantes que nunca. A partir de ahora toca volver a la normalidad, pero sin olvidar lo que hemos vivido e incorporando a nuestra vida diaria el aprendizaje que sacamos de estos meses.

Modificado por última vez el Jueves 28 de Mayo de 2020 a las 13:58