Imprimir esta página

Derechos

Unidos al cumplimiento de las obligaciones que la Ley impone a los que participan en el tratamiento de datos personales, están los derechos que asisten al ciudadano en este mismo proceso de tratamiento de sus datos. Son las dos caras de la moneda que conforma el derecho a la protección de datos.

Es importante que los derechos sean conocidos por el ciudadano, pero casi aún más importante es que sean conocidos por aquellos que participan en el tratamiento, y una parte muy estimable de esta participación la conforman los usuarios.

Antes de abordar la exposición individualizada de los derechos, es necesario hacer una distinción de ellos en dos grupos:

Los derechos que forman parte esencial del contenido del derecho fundamental a la protección de datos, que son:

El derecho de acceso

En aquellos casos en los que no resulte necesario el consentimiento del interesado para el tratamiento de sus datos, y siempre que una Ley no disponga lo contrario, éste podrá oponerse al tratamiento de sus datos cuando existan motivos fundados y legítimos relativos a una concreta situación personal. El responsable del fichero tendrá que proceder a la exclusión de los datos relativos al afectado. 

Es obvio que para que el ejercicio de este derecho sea efectivo es necesario haber cumplido previamente con el principio de información.

El derecho de oposición

En aquellos casos en los que no resulte necesario el consentimiento del interesado para el tratamiento de sus datos, y siempre que una Ley no disponga lo contrario, éste podrá oponerse al tratamiento de sus datos cuando existan motivos fundados y legítimos relativos a una concreta situación personal. El responsable del fichero tendrá que proceder a la exclusión de los datos relativos al afectado. 

Es obvio que para que el ejercicio de este derecho sea efectivo es necesario haber cumplido previamente con el principio de información.

El derecho de rectificación

Cuando el titular de los datos tuviera constancia de que sus datos personales tratados en un fichero son inexactos o incompletos, podrá solicitar del responsable del fichero la rectificación de los mismos.

El derecho de supresión/olvido

Cuando el titular de los datos tuviera conocimiento de que los datos personales tratados en un fichero no se ajustan a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, podrá solicitar del responsable del fichero la cancelación de los mismos.

El derecho de impugnaciones de valores

Este derecho permite al interesado impugnar aquellas decisiones que tengan efectos jurídicos y cuya base sea únicamente un tratamiento de datos de carácter personal que ofrezca una definición de sus características o personalidad. 

El interesado podrá impugnar actos jurídicos o decisiones privadas que impliquen una valoración de su comportamiento basado únicamente en un tratamiento de datos personales que ofrezca una definición de su personalidad.

El derecho a indemnización

El afectado o interesado tendrá derecho a solicitar una indemnización económica cuando, a consecuencia del incumplimiento por el responsable del fichero de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 sufra daño o lesión en sus bienes o derechos.

El derecho a la limitación del tratamiento

El interesado tendrá derecho a obtener del responsable del tratamiento la limitación del tratamiento de los datos cuando se cumpla alguna de las condiciones establecidas en el artículo 18 del Reglamento europeo de Protección de Datos.

El derecho a la portabilidad de los datos

El interesado tendrá derecho a recibir los datos personales que le incumban, que haya facilitado a un responsable del tratamiento, en un formato estructurado, de uso común y lectura mecánica, y a transmitirlos a otro responsable del tratamiento sin que lo impida el responsable al que se los hubiera facilitado, conforme al artículo 20 del Reglamento europeo de Protección de Datos.