esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Monday, 22 June 2020 07:00

La URJC reta a sus estudiantes de diseño a reinventar viviendas en edificios de 'coliving'

La URJC reta a sus estudiantes de diseño a reinventar viviendas en edificios de 'coliving' La URJC reta a sus estudiantes de diseño a reinventar viviendas en edificios de 'coliving'

El grado de Diseño Integral y Gestión de la Imagen de la Universidad Rey Juan Carlos desafía a los alumnos y alumnas de las titulaciones relacionadas con las industrias creativas a rediseñar las dependencias privadas de los edificios de la empresa de espacios de 'coliving' y 'coworking', UrbanCampus.

Raúl García Hémonnet

Ante la 'nueva normalidad' hacen falta propuestas y soluciones innovadoras en infinidad de campos, entre ellos la vida en las ciudades. En este sentido, el grado de Diseño Integral y Gestión de la Imagen de la URJC ha puesto en marcha, junto a UrbanCampus, el 'Challenge coliving 2020'.

El 'coliving' es una modalidad de vida compartida en la ciudad, que tuvo origen en Silicon Valley hace unos años. Está caracterizado por combinar privacidad y grandes espacios comunes donde establecer relaciones sociales y profesionales en edificios normalmente situados en el centro de las ciudades y dirigido especialmente a jóvenes profesionales relacionados con las TIC y emprendedores que cambien de ciudad cada cierto tiempo.

Espacios atractivos, seguros y sostenibles

Este reto, lanzado por los responsables del grado a sus estudiantes, pero también a los de Diseño y Gestión de Moda, Fundamentos de la Arquitectura y Bellas Artes, pretende encontrar ideas para el diseño de los espacios privados de los edificios de UrbanCampus.

Como señala Raúl Álvarez, profesor del grado de Diseño Integral y uno de los impulsores del reto, “se pueden presentar ideas para los espacios, principalmente, pero también para productos y objetos concretos, soluciones gráficas como señalética o propuestas desde el punto de vista del marketing y la comunicación”.

El escenario post-COVID19 es el origen de este desafío, pero, un buen diseño en este concurso explica el profesor Álvarez, “debe ser habitable y atractivo, sin perder de vista la adaptabilidad ante situaciones de emergencia”. También se valorará que la propuesta sea sostenible y esté en consonancia con la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Poner en práctica lo aprendido

Los organizadores esperan que se inscriba un gran número de estudiantes, que pueden participar tanto de manera individual como en grupos de tres personas. Pueden hacerlo los alumnos y alumnas de los grados ya citados y sus dobles grados correspondientes, así como recién graduados y egresados del curso pasado. La inscripción ya está abierta.

Raúl Álvarez llama a los estudiantes a inscribirse, “van a poder participar en un concurso profesional, con un jurado y, si a la empresa le parece viable la idea propuesta, van a poder llevar a cabo su proyecto en la realidad”. Y añade que, “para los alumnos siempre es bueno ver que se puede poner en práctica lo que están aprendiendo”.

Una manera de proponer nuevas ideas y soluciones en un momento en el que la sociedad necesita reinventarse en muchos aspectos para afrontar el futuro.

Foto: UrbanCampus