Print this page
Friday, 07 August 2020 10:00

El Periodismo cultural, una especialidad para mentes inquietas


El Master en Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias inicia su novena temporada en la URJC orientado a capacitar a los estudiantes en cómo abordar e informar sobre lo más relevante de la cultura.

Redacción

El periodismo cultural permite llegar al mismo objetivo informativo que exige esta profesión pero por otros caminos, buscando la complicidad del lector público, sobre todo por los recursos literarios, estéticos y audiovisuales. Dichas características convierten al periodista cultural en un crítico de los escenarios del acontecer, y a sus audiencias en testigos de la imaginación y la creatividad.

Sin miradas críticas no hay criterios                                                

No es verdad que al público no le interesa la información cultural, el problema radica en que las salas de redacción, muchas veces, confunden la cultura con el espectáculo y mezclan contenidos sin ningún tipo de rigor periodístico. El periodismo cultural no puede concebirse como una especialidad ajena y distante a la deficitaria y compleja situación de la cultura y la educación que actualmente atraviesa España. En definitiva, el periodismo cultural no solo informa, sino que también forma y especializa a los futuros periodistas y a los espectadores más interesados en estos temas.

Divulgar frente a vulgarizar

El periodismo cultural es una práctica social muy extensa y variada. Puede ser una sección de periódico o de una emisora radiofónica, puede ser un programa de televisión o una web especializada; pero, además, es una encrucijada de géneros, tendencias y estilos, una frontera entre el conocimiento y la industria del entretenimiento, un escenario para la creatividad, para las crónicas de la imparable renovación del acontecer donde incluso las ficciones son pertinentes. No obstante, cabría preguntarse: ¿el periodismo cultural puede circunscribirse en los márgenes del periodismo especializado? Por supuesto que sí, aunque con funciones y cometidos muy diferentes a otros géneros. El elemento diferencial del periodismo especializado no se encuentra tanto en el abandono de la generalización, sino más bien, en la continuidad y desarrollo de los ámbitos más básicos que se aplican en cualquier disciplina o actividad profesional.

Periodismo cultural: literatura bajo presión

Escribir “bajo presión” significa estar expuesto a los rigores de la actualidad, el periodista busca hacer verosímil el caos de la realidad, busca decir verdad, aunque sabe que las cosas no son como suceden sino cómo se recuerdan. El cronista es un testigo forzosamente subjetivo y provisional de lo que acontece, pero no por ello deja de ser importante porque, a veces, como le pasa al historiador, es el único que está presente para ver y contar lo que sucede. El periodista sabe posicionarse frente al acontecer, sabe acercarse/alejarse de los hechos, su punto de vista significa la mirada a través de la cual los demás observan, aporta los primeros datos que a la postre pueden llegar a ser validados, matizados o descartados.

Lo que no se puede dejar de aprender

Si la cultura nos caracteriza y no nos abandona, el Máster de Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias ofrece una alternativa de especialización profesional y formación creativa mediante asignaturas teóricas (El mercado de la cultura. Investigación, gestión y marketing cultural. Cultura audiovisual. Comunicación intercultural y alternativa. Arte y cultura digital); asignaturas prácticas (Información cultural en radio. Cultura en televisión. Cibercultura y periodismo digital. Visualización de datos); y talleres (Diseño periodístico. Periodismo cultural. Escritura creativa. Géneros noticiosos e interpretativos en medios impresos y digitales).

El Máster en Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias arranca su novena temporada en la Universidad Rey Juan Carlos a partir del curso que viene. Del 1 al 16 de septiembre estarán disponibles las preinscripciones del Máster.